Saltear al contenido principal

Este 31 de agosto hemos conocido el marco normativo del Banco Malo de la mano del RDL 24/2012, de reestructuración y resolución de entidades de crédito. Todo hueso y poca carne. Más marco que normativo. Inspirado por lo demás en las tendencias ya marcadas por “el corte irlandés” en su propio vehículo (NAMA). No es de extrañar, siendo los promotores de la cosa, y el sastre principal, los mismos.

La criatura responde al pomposo nombre de Sociedad Gestora de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, S.A. ¡Un alarde de imaginación! Puede que le salga una prima hermana en forma de gestora, y unos cuantos vástagos a modo de “patrimonios separados”, así que la familia puede aumentar. Eso sí, a coste “cero”, ni un Euro del contribuyente. Ya se sabe que estamos en pleno proceso de depuración administrativa y hay que racionalizar la Administración. No engordemos la RPT (la nómina pública, en jerga).

Ah, por cierto, que el Banco Malo va a ser privado. La Administración tendrá una participación inferior al 50 por ciento de la Sociedad(es), y la mayoría estará en manos del sector privado, que se agolpará en la ventanilla del  FROB a la vista de la magnífica oportunidad de inversión. Confían para ello en una “adecuada estructura de capital” y una perspectiva de “rentabilidad atractiva”. Merece la pena detenerse un instante en estas premisas.

¿Por qué el empeño en que sea privado? Para sacarlo del perímetro de consolidación de las Administraciones Públicas a efectos de déficit y deuda pública (Pacto de Estabilidad y Crecimiento,  Protocolo de Déficit Excesivo, etc.). Pero no bastará con el diseño privado/público de la estructura de capital, necesitará la bendición adicional de Eurostat con arreglo a SEC 95. Ya se sabe, unidad orientada a mercado, ingresos equiparables a ventas, cobertura relevante de sus costes de estructura y funcionamiento, etc. Los irlandeses lo han conseguido, y supongo que estará ya apalabrado.

Y, ¿qué significa “estructura adecuada de capital”? A mi juicio, hiperapalancamiento. Otra “influencia” irlandesa de minimización de riesgo y “dopaje” de la rentabilidad potencial, al más puro estilo de los años dorados del private equity. Unos números para corroborarlo. Los inversores privados de NAMA (Banco Malo irlandés) desembolsaron 51 millones de Euros para hacerse con la mayoría del capital (51%) de una sociedad con activos nominales de 74.000 millones de Euros adquiridos a un precio de mercado de unos 30.000 millones de Euros. Es decir, una ratio de capital sobre deuda de 1/300 aproximadamente (por cierto, 95% de las emisiones con aval público). Para entendernos, por apenas cinco millones de Euros un inversor institucional puede participar en esa fiesta de decenas de miles de millones con una expectativa de capturar el 5% de los beneficios hipotéticos para una inversión y riesgo apenas relevante en ese orden de magnitudes.

Lo de la rentabilidad atractiva para ese escaso nivel de riesgo va casi de suyo, al menos en términos de expectativas de ROE. Habrá que estar atentos a la letra pequeña porque, en el caso irlandés no es muy transparente la estructura de retribución de accionistas, pero parece que existen parámetros cualitativos a los que se vinculan los retornos que no necesariamente reposan en la premisa lógica de la previa existencia de beneficio distribuible.

Hasta aquí, unas pinceladas en cuanto al sujeto. Abordemos someramente el “objeto” y el proceso que se decantan de la declinación de las disposiciones del RDL, la exégesis del Ministro del ramo, y los solapamientos con los RDLs 2/2012 y 18/2012. Todo ello con el ánimo de entresacar alguna concreción de entre lo publicado y lo publicitado, que justifique el tiempo que Ustedes tengan a bien dedicarle a esta entrada.

Las Entidades Sanas no van a entrar en el juego del Banco Malo (lógico). Tengan en cuenta que se prevé una “transmisión forzosa”. Las hoy nacionalizadas, y las que reciban apoyo FROB en procesos de reestructuración o resolución sí tendrán esa obligación de transmitir los activos que determine el BdE. Pero las Entidades Sanas no se van de rositas, pues sigue para ellas en vigor lo dispuesto en el capítulo II del RDL 18/2012, en cuya virtud tienen la obligación de aportar lo activos inmobiliarios que se han adjudicado en pago a sus propias sociedades de gestión de activos antes de que termine el plazo de dotación de provisiones.

Los activos a aportar están aún por determinar, pero no resulta arriesgado aventurar que entrarán en el juego todos los adjudicados y los créditos vinculados a promoción inmobiliaria morosos o dudosos (los del artículo 1.1 del RDL 2/2012). Los créditos promotor “sanos” …verem. En cuanto a las “participadas inmobiliarias” de la Banca, constelación ladrillera off-balance sheet, dos guiños me hacen pensar que sí podrían entrar en la órbita del Banco Malo: la exención de la obligación de lanzar OPAs en caso de toma de control de inmobiliarias cotizadas; y la salvaguarda explícita de la aplicación del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores (derechos del trabajador en caso de sucesión de empresa). Buena noticia, esta última, para empleados de banca con aspiración de funcionarizarse en el Banco Malo.

En cuanto a la valoración de los activos, afirma el RDL que: “con igual carácter previo a la transmisión, el Banco de España determinará el valor de los activos sobre la base de los informes de valoración encargados a uno o varios expertos independientes”. La frase es lo suficientemente ambigua como para justificar tanto la necesidad de valoraciones ad hoc de cada activo, como lo contrario, es decir, asumir directamente los resultados del análisis bottom-up de las Cuatro grandes Auditoras ya realizado, y sobre esa base fijar manu militari el valor de cesión.

Sigo pensando, en cualquier caso, que el BdE no tendrá margen de discrecionalidad a la hora de fijar precio y valor de transmisión, por el escrutinio de la Troika. Según el Ministro, la clave de bóveda, pues el precio de compra determinará la “viabilidad del vehículo”, el atractivo para inversores y, sobre todo, el nulo coste para el contribuyente (a plazo) del esquema de saneamiento inmobiliario. Y este precio no sería nunca superior al que resultara del valor en libros de las Entidades de los activos una vez detraídas las provisiones contempladas en los RDLs 2/2012 y 18/2012 (vid. art. 4.2). Al menos eso es lo que ha dejado caer De Guindos.

¿Cómo se va a financiar la fiesta? ¿Con qué se pagan los activos, por baratos que resulten? Me parece que con los fondos propios del Banco Malo, no llegará para mucho. Así que será vía endeudamiento del vehículo fundamentalmente. ¿Y de dónde viene todo ese parné? Dos opciones: mercados; o fondos europeos vía FROB. Lo de los mercados tiene truco, claro, porque se trataría en todo caso de obligaciones o empréstitos con aval público. Con tal motivo, el RDL prevé ya una modificación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012 en la que se eleva a 120.000 millones de Euros el límite de recursos ajenos obtenidos por el FROB, y a 258.278.560 miles de Euros el importe máximo de avales a otorgar por el Estado.  Estos dinero, por supuesto, tienen comparten también otros destinos.

A mí no me quedó clara la respuesta del Ministro a la pregunta de si el Banco Malo iba a financiar la adquisición de activos directamente contra un tramo de los fondos del rescate. Más allá de la respuesta genérica a que lo haría con todo los instrumentos financieros a su alcance, afirmó que sí sería dinero FROB su contribución a los fondos propios del Banco Malo, y hasta ahí pude entender (me pierdo un poco en su sintaxis, disculpen). Supongo que NOMURA está en el ajo precisamente por su condición de jugador principal en la estructuración de emisiones y en el mercado europeo de renta fija, y a la vista de la experiencia irlandesa, por ahí deben ir los tiros.

En fin, que en cómodas entregas se va concretando el panorama, muy en la línea del gota a gota al que nos tienen ya acostumbrados los gobiernos de uno y otro signo. Me quedo con la duda de si no estará ya todo cerrado pero no se hace público porque se quieran administrar los tiempos, por aquello de gestionar la natural indignación que en el común suscitan las acciones del Sheriff de Nottingham (ya saben, como Robin Hood, pero al revés). ¡Buena Rentrée!

Publicado también en La Caña, el blog de Emiliano en Cinco Días. http://blogs.cincodias.com/la-cana/2012/09/retazos-del-banco-malo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba