Cómo lo hacemos

Nuestro método es diferente.

Lejos del estándar de la profesión, en GARAYAR invertimos en el cliente y en su asunto antes de que el cliente invierta en nosotros.
No pretendemos cobrar, y no cobramos, por escuchar ni por estudiar.

En nuestro método de trabajo, primero escuchamos; después estudiamos los hechos e integramos el derecho; asimilamos el alcance y las pretensiones del cliente; y con todo ello, y antes de que se nos contrate formulamos nuestra propuesta de acción.

Si el cliente comparte la estrategia esbozada, se cerrará el alcance del trabajo y los honorarios, siempre incluyendo un elemento variable de relevancia. El cliente tendrá siempre plena certeza del coste, tanto en caso de un resultado positivo cuanto en su peor escenario.

Nuestro compromiso con el resultado alcanza una trascendencia económica importante que aligera el riesgo para el cliente.
La estructura de nuestra retribución constituye un incentivo adicional para la optimización de esfuerzos y maximización de resultados.